El movimiento CERMI reclama a la UE que los fondos de reconstrucción estén al servicio de la inclusión

El movimiento CERMI reclama a la UE que los fondos de reconstrucción estén al servicio de la inclusión

 

  • En un documento de propuestas para la Estrategia Europea de Discapacidad 2021-2030

(Madrid, 16 de Noviembre de 2020)).- El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) y la Fundación CERMI Mujeres (FCM) han reclamado a la Unión Europea que los fondos de reconstrucción estén al servicio de la inclusión, con el fin de paliar los graves efectos de la pandemia de COVID-19 en las personas con discapacidad, sus familias y las entidades del sector.

Esta es una de las reivindicaciones planteadas por el movimiento CERMI en un documento de aportaciones para que sean tenidas en cuenta en la futura Estrategia Europea de Discapacidad 2021-2030, que CERMI y CERMI Mujeres esperan que, “bajo un enfoque holístico, actúe como el catalizador de una nueva Agenda de los Derechos de la Discapacidad para la década”.

Para ello, solicitan que el documento incluya las observaciones realizadas a la UE por parte del Comité de Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas; que se alinee con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y con el Pilar Social Europeo; que garantice que sea tenida en cuenta transversalmente en todas las políticas públicas de la UE; que cuente con un presupuesto suficiente para su ejecución y seguimiento, y que esté teñida en todo momento por la perspectiva de género.

A juicio del movimiento CERMI, la Estrategia Europea de la Discapacidad de la próxima década debe tener como uno de los principios rectores la accesibilidad universal, tanto en su dimensión física, como cognitiva y sensorial. Para ello, propone objetivos como garantizar la accesibilidad de los transportes o de la información y mecanismos de participación de las instituciones comunitarias, así como impulsar un fondo europeo para fomentar la accesibilidad universal.

Garantizar el principio de que “nada para las personas con discapacidad sin las personas con discapacidad es otra demanda del movimiento CERMI, por lo que apremia a asegurar mecanismos de participación de las personas con discapacidad y sus familias, a través de las entidades del sector, creando espacios específicos para las mujeres y niñas con discapacidad, con objeto de que sus demandas específicas sean escuchadas.

También insta a garantizar el derecho al voto de todas las personas con discapacidad en la UE; impulsar la creación de una organización europea específica de mujeres y niñas con discapacidad; promover la inclusión laboral de las personas con discapacidad, mejorando la tasa de actividad de esta parte de la ciudadanía, con especial atención a las mujeres con discapacidad; que la accesibilidad y la inclusión sean “principios que presidan la contratación pública de la UE, y reforzar las políticas de protección social, contemplando el sobrecoste que supone la discapacidad para estas personas y sus familias.

VIDA INDEPENDIENTE

Por otra parte, el movimiento CERMI destaca la necesidad de promover la vida independiente de las personas con discapacidad,. “La inclusión en la comunidad y el derecho a una vida autónoma e independiente de las personas con discapacidad pasan por que estas puedan elegir dónde y cómo vivir, sin que se les puedan imponer formas de vida segregada o específica, al margen de la corriente general comunitaria”, expone el documento de propuestas.

En este sentido, reclama reconocer a nivel europeo la figura del asistente personal y promover la eliminación de los internamientos no consentidos por razón de discapacidad psicosocial.

En relación con el derecho a la salud, el movimiento CERMI exige garantizar en igualdad de condiciones el acceso a los servicios sanitarios de todas las personas con discapacidad, con especial énfasis en las necesidades específicas de la población femenina con discapacidad; garantizar la accesibilidad de toda la información y procesos; impulsar un plan de lucha contra el suicidio a nivel europeo, y garantizar una atención a la salud sexual y reproductiva de las mujeres con discapacidad adecuadas.

Respecto de la educación, llama a que la Estrategia Europea de Discapacidad recoja el derecho a la educación inclusiva; impulsar la 

participación del alumnado con discapacidad en programas de movilidad internacional con los apoyos necesarios; incluir compromisos de garantía de la accesibilidad de contenidos, entornos y plataformas digitales, y tener siempre presente la discapacidad en los planes de lucha contra el acoso escolar.

ACCESO A LA JUSTICIA

De igual modo, el documento pide que la Estrategia de Discapacidad establezca un “enfoque inclusivo” en el acceso a la justicia, atendiendo a la situación específica de las mujeres con discapacidad, incluidas las que tienen modificada su capacidad jurídica. 

En esta línea, plantea la creación de un Observatorio Europeo de Acceso a la Justicia; medidas de persecución de los delitos de odio por razón de discapacidad, y promover la ratificación del Protocolo Facultativo de la Convención Internacional de la Discapacidad para facilitar que se puedan denunciar ante la ONU situaciones de vulneración de derechos.

La lucha contra la violencia es otro de los puntos que subraya el movimiento CERMI, instando a que se refuerce la protección de las víctimas de la violencia de género que tienen discapacidad; elaborar un estudio sobre cómo afecta esta lacra en Europa a las mujeres con discapacidad; promover la persecución de prácticas como la trata, y reforzar la lucha contra la violencia contra sectores como la infancia con discapacidad o las personas mayores.

Por último, destaca otras prioridades como la apuesta por la promoción del envejecimiento activo; considerar el enfoque de discapacidad en todas las acciones de cooperación europea; atender las necesidades de las personas con discapacidad en asilo y refugio; fomentar la lucha contra el juego ilegal, y que la Estrategia de Discapacidad contenga mecanismos de evaluación sobre su implementación.

 

Convenio social de Fundación Ibercaja  y COCEMFE Guadalajara

Convenio social de Fundación Ibercaja y COCEMFE Guadalajara

  • El director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig, ha rubricadlo los acuerdos con los representantes de los 11 proyectos que se llevarán a cabo en Guadalajara.
  • Forma parte de la decimoquinta convocatoria de ayudas que Fundación Ibercaja convoca a nivel nacional, a la que se presentaron 578 iniciativas de todas las comunidades y de las que se seleccionaron 304 proyectos, que beneficiarán a 158.196 personas. 
  • COCEMFE Guadalajara es una de las entidades beneficiadas, y su presidente, Ángel Sánchez, participó en esta firma virtual.

Guadalajara (5/11/2020).- El director general de Fundación Ibercaja, José Luis Rodrigo Escrig ha firmado los convenios con las 11 asociaciones seleccionadas en la provincia de Guadalajara en la Convocatoria de Proyectos Sociales de Fundación Ibercaja.

Con esta actuación se reafirma el compromiso de apoyo al tercer sector por parte de Fundación Ibercaja que este año tiene entre sus objetivos cubrir necesidades básicas de la población en riesgo de exclusión derivadas de la crisis generada por la COVID-19.

Las ayudas tienen por objeto apoyar proyectos dirigidos a la inserción laboral e integración social de colectivos en situación o riesgo de exclusión social; o dependencia social; iniciativas de orientación y formación destinadas a implementar alternativas innovadoras que afronten el fracaso escolar, con el objeto de tener una educación de calidad, así como aquellos destinados a cubrir necesidades básicas de personas en situación de exclusión. También respalda todo tipo de acciones, actividades, talleres o programas orientados a fomentar el crecimiento personal, el apoyo a los mayores y otros colectivos sociales vulnerables, y este año especialmente para paliar las situaciones de emergencia creadas por la COVID19. 

11 proyectos en la provincia de Guadalajara

En Guadalajara han sido elegidas 11 asociaciones, de las 14 que presentaron solicitudes.

De los 11 proyectos seleccionados, 3 están dirigidos a mejorar la empleabilidad de personas con dificultades en el acceso al mercado laboral, 2 se destinan a formación y educación de colectivos con necesidades especiales y 6 impulsan iniciativas que fomentan el desarrollo personal de personas en situación o riesgo de exclusión. Este reparto supone que un 55% es para cubrir necesidades básicas, 27% apoya la creación de empleo y un 18% aborda el fracaso escolar.

Fundación Ibercaja apoya 304 entidades sociales en toda España

Fundación Ibercaja firmará también el resto de los convenios concedidos, a nivel nacional, en esta decimoquinta convocatoria de Proyectos Sociales que apoya 304 iniciativas, que beneficiarán directamente a 158.196 personas. A la convocatoria optaron 578 proyectos.

De los 304 proyectos seleccionados en esta edición, 191 se destinan a la atención de necesidades básicas para colectivos en situación o riesgo de exclusión social; 60 se destinan a inserción laboral y social, y 53 para proyectos educativos para combatir el fracaso escolar. Este reparto supone que un 63% es para cubrir necesidades básicas, 20% apoya la creación de empleo y un 17% aborda el fracaso escolar. 

Experiencia demostrada

Según las bases del concurso, los proyectos podían ser presentados por entidades sin ánimo de lucro con una experiencia mínima de dos años y con estructuras económicas y de gestión que aseguren la viabilidad de la ejecución del proyecto presentado.

ASOCIACIONES DE GUADALAJARA SELECCIONADAS EN 2020

  • FUNDACIÓN NIPACE
  • ASOCIACIÓN ESPAÑOLA CONTRA EL CÁNCER
  • ASOCIACIÓN DE ESCLEROSIS MÚLTIPLE DE GUADALAJARA
  • COCEMFE GUADALAJARA
  • ASOCIACIÑON PARA EL SÍNDROME DE DOWN
  • CÁRITAS DIOCESANA SIGÜENZA-GUADALAJARA
  • ASOCIACIÓN LAS ENCINAS
  • ASOCIACIÓN PARTIR-CON
  • APANAG
  • SOLIDARIDAD DEL HENARES- PROYECTO HOMBRE
  • ASOCIACIÓN GUADA ACOGE
El CERMI saluda que los Presupuestos Generales del Estado de 2021 eximan del copago farmacéutico a los menores de 18 años con discapacidad

El CERMI saluda que los Presupuestos Generales del Estado de 2021 eximan del copago farmacéutico a los menores de 18 años con discapacidad

(Madrid, 28 de octubre de 2020).- El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) aplaude que el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 incorpore entre sus medidas sociales la exención del copago farmacéutico para menores de 18 años con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33%.

Para el movimiento social de la discapacidad, esta exención de copago en una prestación fundamental como la farmacéutica supondrá un alivio económico para miles de familias que tienen en su seno a un menor de 18 años con discapacidad y que se enfrentan a un sobrecoste que pueden llegar al 40% respecto de las familias en las que no hay situaciones de discapacidad.

Además, los menores con discapacidad, precisamente por su circunstancia, pueden ser consumidores más intensos de medicamentos, lo cual supone más gasto en esta prestación, por lo que exonerarlos de copago aligerará el esfuerzo familiar, mejorando el acceso a productos esenciales para el tratamiento y curación de enfermedades y patologías, relacionadas o no con su discapacidad.

El sector social de la discapacidad siempre ha reivindicado la exención del copago farmacéutico para todas las personas con discapacidad, demanda en la que se inscribe esta medida del Gobierno, que se circunscribe a los menores de 18 años.

Para el CERMI, se trata de una buena decisión, con claro rostro social, que pide sea apoyada por todos los Grupos Parlamentarios del Congreso y del Senado.

La transformación digital en las entidades.

La transformación digital en las entidades.

DESDE UNA PERSPECTIVA HUMANISTA, por Carlos Mora de Marcos, Coordinador Regional de CLM Inclusiva COCEMFE.

Decía Enrique Alarcón, Presidente de CLM Inclusiva, que “Las situaciones excepcionales requieren respuestas originales”. Irremediablemente, las Entidades del Tercer Sector de Acción Social viven en una constante excepcionalidad. Deben adaptarse y dar forma a sus outputs según los impulsos constantes de los cambios sociales.

Por ello, esta crisis sanitaria y económica nos está exigiendo a las organizaciones sociales, más inventiva y coherencia, actualizar conocimientos y capacidades, e incluso, muchos tendrán que reinventarse; y en este sentido no debería ser percibido como una amenaza, sino como una oportunidad. Nos enfrentamos al nacimiento de una nueva y distinta etapa para la humanidad que obligará a asumir retos significativos y desconocidos hasta ahora.

Han emergido nuevas realidades en el centro del escenario: Las desigualdades digitales. Son la evidencia de una transformación en la que en estos últimos meses no hemos tenido más remedio que embarcarnos, unos con mayor éxito y otros con menos, pero que esta crisis ha hecho aflorar. Y que sin duda vienen para quedarse, para crecer junto a nosotros, ayudándonos a acercarnos a nuestros entornos, tanto personales como laborales.

Hemos comprobado como la llamada brecha digital lo es si cabe mucho mayor en las personas con discapacidad, y se multiplica de forma exponencial si pertenecen al ámbito rural.

Si nos consideramos un agente protagonista en el conjunto de la sociedad civil no podemos obviar a cómo la tecnología está afectando a la vida humana y reorganizando el entorno económico, social, cultural y político en el que actuamos. La visión estratégica para interpretar y actuar sobre las tecnologías disruptivas e innovadoras que están transformando el futuro como consecuencia de la cuarta revolución industrial exige a todos los agentes decisores de la sociedad pensar en términos distintos.

Crear herramientas digitales accesibles, y dotar de los medios tecnológicos necesarios a las personas con discapacidad, marcaran los planes estratégicos a corto plazo en los próximos meses. No hay tiempo que perder, y estos cambios estructurales en las organizaciones deben contar con el apoyo público y privado de los agentes sociales y económicos.

 

Es necesario superar la visión pesimista y deshumanizada de lo que supone la cuarta revolución industrial que nos muestra una humanidad “robotizada” despojándola de alma y corazón. Para combatir este escenario será necesario situar a las personas en el centro, siendo lo primero, y asegurando su empoderamiento. En esa visión compartida y global se tiene que poner en valor a las mejores capacidades de la naturaleza humana, como son la solidaridad, la creatividad, y la empatía.

Nuestro reto es no perder nuestros valores en esta transformación, siempre desde la perspectiva de la Digitalización Humanista, que no es otra que mantener el alma de nuestras entidades intacta, afianzar nuestras virtudes, y adentrarnos en el reto de la transformación digital sin perder nuestra esencia.

Carlos Mora de Marcos, Coordinador Regional de CLM INCLUSIVA COCEMFE.

La Fundación ”la Caixa” subvencionará a CLM INCLUSIVA COCEMFE su proyecto de inserción socio-laboral  en el contexto de la crisis sanitaria

La Fundación ”la Caixa” subvencionará a CLM INCLUSIVA COCEMFE su proyecto de inserción socio-laboral en el contexto de la crisis sanitaria

  • La Fundación ”la Caixa” ha concedido una ayuda de 23.950 euros a un proyecto de inserción sociolaboral en el contexto de la crisis sanitaria en la provincia de Albacete.

Albacete 15/10/2020 .-

El proyecto, impulsado por la Confederación de Entidades de Personas con Discapacidad Física y Orgánica-CLM Inclusiva COCEMFE, tiene como objetivo el desarrollo de una herramienta y un método de trabajo que permita llevar a cabo itinerarios personalizados de inserción de personas con discapacidad a través de medios telemáticos.

La Fundación ”la Caixa” ha incrementado este año hasta los 3,5 millones de euros la inversión en iniciativas que fomentan la inserción sociolaboral de jóvenes y personas en riesgo de exclusión y especialmente vulnerables ante las consecuencias de la actual crisis sanitaria. Esta aportación se canalizará a través del apoyo a 135 proyectos que han sido seleccionados en la convocatoria de Inserción Sociolaboral del Programa de Ayudas a Proyectos de Iniciativas Sociales 2020 que tendrá como beneficiarias directas cerca de 15.000 personas en riesgo de exclusión.

Esta convocatoria es la primera del Programa de Iniciativas Sociales 2020 que se abrió en plena situación de estado de alarma, cosa que permitió ampliar las bases para incluir en los objetivos aquellos proyectos que abordan los nuevos retos derivados de la crisis de la Covid-19 y que potencian el acompañamiento a los colectivos sociales más afectados. Esta actualización se ha traducido en un incremento significativo del número de proyectos presentados –un 32% más respecto a la convocatoria del año pasado–  y en un aumento de la dotación económica prevista en más de 200.000 euros hasta alcanzar la cifra total de 3,5 millones de euros.

Con esta convocatoria, la Fundación ”la Caixa” pretende promover proyectos de inserción sociolaboral dirigidos a jóvenes, personas con discapacidad i/o trastorno mental o personas en riesgo de exclusión, con el objetivo de potenciar sus capacidades y competencias de acuerdo con las necesidades del tejido empresarial del territorio, fomentando su autonomía y favoreciendo la incorporación en el mercado laboral.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Zoom
Alto contraste